Obsesión

La noche es oscura, la tiniebla es total,
El pantano me atrapa, entre ramas y fango
Una bestia me persigue su furia es letal,
Sus ojos rojos es lo único que distingo
En esa oscuridad que tiene tinte mortal.

Intento desesperado alejarme de esa bestia
Pero el lodo lo impide y a cada movimiento
Me entierra en el pantano y me lleno de ansía
Y desespero siento ya en mi nuca su aliento
Sus fauces me atrapan y mi fuerza se vacía

Y ante la fortaleza de la bestia entrego mí
Ultimo aliento, algo sucede y en un instante
Despierto confundido por todo lo que viví
Pero hoy entiendo que esa bestia no existe
Que es la obsesión insana que sinto por ti.

Y no importa los años que ya han pasado
No logro sacarte de mi corazón y cada vez
Que lo intento tu recuerdo como en el fango
Se hunde en las remotas profundidades
De mi ser, y del amor que te tuve sólo quedo

Está maldita obsesión que no me deja vivir
En paz y lleno de desesperación sólo puedo
En ti pensar, aunque sólo sea para maldecir
Lo que a tu lado viví y que hoy tu recuerdo
Me aturde en esta insana obsesión por ti.

Y la única solución que hoy encuentro
Para poder esto superar y por fin de mi vida
Poderte sacar, es dejarme morir dentro
De este tu triste recuerdo que tanto maldigo
Pero desde mi corazón todavía te bendigo.

Porque la vida es un maratón y no una carrera de velocidad.

Debemos esperar a que el sol seque las hojas para poder llevarlas a la casa, recuerda que nuestro padre siempre nos dijo que solo hojas y ramas secas debemos de llevar a la bodega, le dice Carla a su hermano Ramón. Pero si hacemos eso tardaremos meses en llenar la bodega, en cambio sí también trasladamos las que no están secas, terminaremos más pronto y seremos más eficientes, y están se secaran en la bodega y para el invierno estarán totalmente secas como las necesitamos.

Y de esta manera tendremos tiempo para hacer otras cosas y apoyar a nuestros padres en sus tareas, insistió Ramón, está bien todo sea por apoyar a mis padres, aunque si mi padre dice que debe ser así es por algo no crees, comenta Carla, Mira hermanita mi padre es una gran persona pero no entiende que las cosas han cambiado, y hay mejores formas de hacer las cosas y sobre todo más rápido.

Ante las razones expuestas por Ramón , Carla acepto y durante 3 meses estuvieron recogiendo todas las hojas que y ramas que encontraban sin importar lo que sucediera, Ramón se sentía orgulloso, con su plan estaba a punto de llenar la bodega, un mes y medio antes de la fecha en la que por lo regular lo hacían, sin embargo cuando ya faltaban un par de semana para llenar completamente, la bodega, Carla le dice, hueles algo raro, no sientes como que las hojas están despidiendo un olor extraño, y de repente antes sus pies empiezan a pasar unos gusanos, rápidamente empiezan a remover las hojas y se dan cuenta que las hojas y ramas verdes que estuvieron almacenando se empezaron a pudrir dañando gran parte de la mercancía.

Espantados salen corriendo a buscar a su papá, el cual cuando ve lo que pasa les pregunta, no siguieron las ordenes que les di, les dije que las hojas y ramas tenían que estar secas completamente o de lo contrario la humedad que contiene hace que se empiece a descomponer y contaminen los demás. Indicándoles que debían separar las hojas podridas de las buenas y las secas de lo que no están, después de haber separado las hojas y ramas como su padre les indico, Ramón se da cuenta de que solo habían logrado salvar la mitad de las hojas y ramas recolectadas, el resto ya no servía.

Ante esto su padre les indica, vamos retrasados, ahora tendré que ayudarlos y dejar de hacer mis tareas o de lo contrario el invierno nos ganara. Y así los dos chicos y su padre tuvieron que trabajar a marchas forzadas para lograr sacar llenar la bodega y poder subsistir en el invierno.

Y es que todo en esta vida tiene su tiempo, y todo lleva un proceso, y el querer acelerarlo, es por lo general, sinónimo de problemas, y aunque a veces al principio parezca que se está mejorando y se logra un mayor progreso, con el paso del tiempo el resultado disminuye y termina siendo peor que en el proceso inicial, y los daños colaterales casi siempre son peores que los originales.

Y es que todo lo que en esta vida vale la pena, no son producto de procesos fugaces sino de procesos constantes, tal vez para muchos lentos, y es que la vida no es una carrera de 100 metros planos sino una maratón.

Es bueno buscar siempre como mejorar las cosas, de echo así se han dado los grandes avances de esta vida, pero es importante siempre tener la información necesaria para poder proponer un cambio, también es necesario entender que no porque hemos hecho algo unas cuantas veces ya somos expertos en ese proceso, quien realmente logra cambiar las cosas para bien entiende  que la experiencia es parte fundamental del proceso de aprendizaje y que no debe echar a saco roto los consejos de los mayores, sin que esto signifique que lo que alguien más experimentado dice es la única verdad.

Y a mi manera de tu ausencia logro sobrevivir.

And now, the end is near; se escucha a lo lejos
Pero basta tan solo esa pequeña tonada oír
Para que en mi mente tu recuerdo se aloje
Mis pensamientos invariablemente van a ti.

Dicen que el tiempo y la distancia ayudan a olvidar
En tu caso ni la ausencia ni los años transcurridos
Logran que tu esencia en mi alma, dejen de habitar
Y es que solo un detalle basta para que tus recuerdos
Me inunden y me es imposible que de mi vida sacarte.

A mi manera es tu canción favorita y es así como
Este tiempo lejos de ti he logrado subsistir sin ti
A veces abrazandote en la almohada, otras sólo
Imaginando tu sonrisa, pero siempre ansiando
Tu regreso y que este mal sueño llegue a su fin.

Y quien es el Valiente que hoy cumplirá su jornada.

El reloj marca las cinco de la tarde, una jornada más de trabajo ha llegado a su fin, pero los teclado de la computadora no dejan de sonar, la gente sigue en su lugar, atentos a la pantalla de su computadora, es un día más en la oficina, a pesar de que la jornada ha terminado, nadie se atreve a apagar su máquina, y es que como atreverse a ser el primero en cruzar la puerta y ser señalado por los demás como alguien que solo cumple con su horario, que no está comprometido con la empresa, y que se va temprano.

Pero en realidad hace más de una hora que nadie está siendo productivo, que en los ordenadores, solo se mira el internet, o están inmersos en sus redes sociales, y así estarán al menos una hora más, pensando que eso es compromiso, engañándose a sí mismos y fastidiándose de ese ambiente de trabajo. Y es que acaso nadie tiene el valor de atreverse a romper ese círculo vicioso.

De ser honesto consigo mismo y los demás y mostrar que irse a su hora no es salir temprano ni falta de compromiso, que el compromiso con la empresa no se demuestra trabajando jornadas de 15 horas al día incluyendo sábados y domingos, que el compromiso con la empresa se muestra dando resultados, aportando más de lo que se espera.  Pero no en tiempo sino en acciones en logros que generen beneficios para todos.

Ese es el verdadero compromiso, siendo productivos, es hora de cambiar de romper barreras, de llevar a la empresa a la cima, trabajando no duro sino inteligente y eficientemente.

Por ejemplo, hoy no he tenido el valor de decirle que en mi horario normal le ahorre hoy más de cien mil dólares a la empresa este año al encontrar nuevos proveedores. No eso no basta si no me quedo al menos dos horas más de mi horario oficial.

Por lo pronto hoy esperare a que sean las ocho de la noche para retirarme de aquí, ver mis redes y escribir mis ideas mientras mi jefe sigue creyendo que soy el ejemplo de compromiso y amor a la camiseta.

Triste pero gran realidad de nuestro mercado laboral y así pensamos cambiar la productividad, si alguien cumple con su horario es señalado por los demás incluso su jefe y como en este mundo lo que los demás piensen llega a ser más importante que el resultado mismo, estamos condenados a seguir estando horas y horas en las empresas si lograr ser productivos.

Cualquier parecido con la realidad no es coincidencia, simple y sencillamente es lo que me mostrado la experiencia de veinte años en diversas empresas.

El enemigo está dentro de ti.

Una nueva jornada inicia, con la ilusión de alcanzar el triunfo brinco de la cama y me preparo para empezar a correr, a mejorar mi condición y tener la fortaleza física para poder al enemigo confrontar y con la mano en alto salir. Ya son varios años de preparación física y mental para poder vencer a esos enemigos que no me dejan triunfar, han sido largas jornadas de preparación, sin embargo el éxito sigue sin llegar los enemigos ocultos en el anonimato no dan la cara ni se atreven de frente a pelear.
Pero hoy algo a cambiado y me he dado cuenta que el enemigo siempre ha estado aquí sólo que no he sabido mirarlo, y es que el enemigo está dentro de mi en mis dudas y en mis temores, y es que cada vez que he fracasado es porque siempre que hacía algo la duda y el temor me dominaba y sin faltar puntual a su cita, el fracaso a mi llegaba. Y es que siempre que se hagan las cosas sólo por hacerlas sin duda alguna será siempre un fracaso.
Hoy la lucha no es externa sino interna, y si el éxito deseo lograr, hacia mi interior debo mirar, y los enemigos que en mi están debo aplastar.
Mientras no ponga el corazón y la inteligencia en todo lo que haga por simple que parezcan, el éxito jamás perdurará, la pasión y el cerebro siempre de la mano irán y solo así la seguridad a uno llegará y al enemigo por fin vencerás. No necesito violencia para derrotar lo el mayor triunfo es conocer que el enemigo en mi está y todo los días lo debe o enfrentar, que te vez nunca de mi saldrá pero cada vez que lo enfrente más débil será y mayor mi confianza se volverá.
Nunca debo dejar de prepararme porque sigo necesitando de mi fortaleza física y mental y ademas espiritual, para poder formar mi arma más importante para a mi enemigo derrotar, esa arma que se llama fuerza de voluntad, y que a las dudas y miedos vencerán.
Llámalo como quieras demonios, fantasmas, enemigo, dudas, miedos o temores, tu y solo tu debes enfrentarlos y vencerlos o siempre estarás buscando en el lugar equivocado, y siempre verás enemigos donde no los hay. Y las dudas siempre te perseguirán. Porque recuerda tu mayor enemigo está dentro de ti.

Cuando fracasamos siempre buscamos culpables de ese fracaso, y pensamos que hay gente empeñada en hacernos fracasar, incluso les ponemos nombre y rostro. Sin darnos cuenta que el enemigo a vencer esta dentro de ti.
Es bueno buscar la causa del fracaso, pero la búsqueda debe empezar siempre con la autocritica. Porque la principal causa de nuestro fracaso somos nosotros mismos.

Y todo por unas cuentas poder pagar.

En medio de la penumbra que domina el ambiente, se escucha el murmullo de los parroquianos que están hoy en la taberna, el sonido de algunas copas o botellas de cerveza al chocarse entre sí apenas se distingue.

En la mesa tengo varias botellas de cerveza vacías, mientras doy el sorbo a la botella que tengo en mi mano, el amargo sabor de la cerveza se desliza por mi gañote, mientras en mi mente aparece el recuerdo de aquellos sueños olvidados que alguna vez quise perseguir. La melancolía se apodera de mi ser y la tristeza invade mi semblante, maldigo una vez más mi cobardía por no atreverme a luchar por mis ideales, por eso que tanto deseaba realizar, pero que debí dejar a un lado para poder tener un título universitario colgado en la pared de la casa de mis padres, y que me ayudaría a ser una persona exitosa y respetable, y a cambio de ello debía abandonar mis ideales, esos sueños de aportar y crear algo que hiciera más agradable la estancia en este mundo, o tal vez pudiera hacer reflexionar, pero no, yo debía tener una profesión normal como los demás, contador, abogado, maestro, ingeniero, y es que si bien hoy puedo mis cuentas pagar y con mediana comodidad vivir, en realidad no encuentro la felicidad ni la tranquilidad, que solo la autorrealización puede dar.

De que me sirve un auto en casa tener, una vivienda pequeña pero mía donde morar, si al final de la noche en la taberna al calor de unas copas he de terminar meditando qué sentido ha tenido  mi vida, que bueno he con ella realizado, y al final solo el silencio queda como testigo que no hay nada que responder a la interrogante planteada. Y en la conciencia la batalla de siempre, mil voces externas preferiste escuchar  en vez de a tu voz interior escuchar, y es que eso suena muy bonito pero no es algo de lo que vayas a poder vivir, o el de que te sirve trascender si al final no hay conque las cuentas pagar, deja de jugar y en serio debes ya en tu futuro pensar, y un trabajo de verdad ponte a buscar, hoy de que sirve un trabajo de verdad tener, si tan solo es para las cuentas poder pagar, y vivir con cierta comodidad pero no en libertad.

El ultimo sorbo a la cerveza doy y pongo la botella vacía en la mesa, es hora de retirarse, porque mañana de nuevo hay que trabajar, el fin de mes se acerca ya y las cuentas hay que pagar, que triste es pensar que la única motivación para muchos es el tan solo las deudas poder cancelar, sin importar que no encuentre la felicidad, y que nada digno de la humanidad he de crear, pero lo peor es que por unas monedas al mes mi sueños he de traicionar.

Hoy se muy bien que lo más importante en esta vida es luchar por el ideal que se tiene, por esos sueños que tenemos de trascender, y no solo sobrevivir pagando las cuentas del mes, que nadie te diga que eso no es un trabajo o de eso no se ha de vivir bien, si no haces lo que realmente te gusta tampoco vas a vivir, tan solo como un títere habrás de sobrevivir.

Mírate en este espejo y que mañana yo no sea tu reflejo, lucha por lo que te apasiona y se valiente defiende tus sueños. No por unas cuentas que pagar termines en la mediocridad del mundo ordinario, y es que nada tiene de malo ser chofer, contador o abogado pero si otra es tu vocación el mismo valor tiene que cualquier profesión lo importante es que lo hagas con pasión, antes de hacer caso al consejo de los demás ve si ellos en realidad han logrado ser lo que dicen y sobre todo si encontraron la felicidad viviendo en la normalidad.

Dejamos los sueños de lado por escuchar los consejos de un mediocre y al final somos dos los frustrados.

En un mundo lleno de mascaras

Hoy vuelvo a caminar con esa sonrisa falsa en mi rostro,

Saludando a todos los que encuentro en mí camino, aun

Cuando ni siquiera los conozco, volteo la cara a los cuatro

Puntos cardinales con mi mirada llena de hipocresía y un

Toque de sarcasmo sale de mí interior e inunda el viento.

 

No importa donde vaya o lo que haga me siento preso

En mi propio cuerpo, miro mi rostro reflejado en el cristal

Y me espanta lo que veo, no soy yo, ese en aquel reflejo

Es solo un personaje, para sobrevivir en este  mundo letal

Creado para ocultar ante los demás que no soy perfecto.

 

Y es que en este mundo tan exigente, yo no quiero  mostrar

Que estoy lleno de defectos, porque no sé, tal vez es el  miedo

A no ser aceptado o que hoy  al ser juzgado no vaya aprobar

Las expectativas, que la  sociedad sobre mí se  ha creado

O es  solo mi inseguridad, que de mi capacidad me hace dudar.

 

La jornada ya ha finalizado y en la intimidad de mi recamara

De la máscara me he ya despojado, a pesar de estar encerrado

Por primera vez en el día me siento liberado, y al fin mi cara

He mirado, y en ella están los defectos esos que he ocultado

Por temor a ser juzgado, pero si tan solo hoy comprendiera

 

Que a esos que tanto temo me rechacen por quien en realidad

Yo soy tienen tantos o más defectos que este humilde servidor

Y también detrás de una máscara están ocultando la maldad

Que en ellos hay, entonces me he dado cuenta que no hay temor

Que sentir porque no hay juicio mayor que el que haga yo de mí.

Hoy la máscara me he arrancado y  al mundo por fin mi rostro

He mostrado, sin importar ya nada hoy por fin me liberado.